11 feb. 2012

Un año de rebelión. Un año de esperanza.

2011 fue un año sin precedentes para los pueblos de Oriente Medio y el Norte de África, un año en el que millones de personas de toda edad y condición, sobre todo jóvenes y mujeres, inundaron las calles para exigir un cambio. En muchos casos, la población siguió saliendo a las calles pese a la extrema violencia ejercida por las fuerzas armadas y de seguridad a las órdenes de quienes afirmaban gobernar precisamente en nombre de la gente, y que continuaban disfrutando y derrochando los frutos del poder
Publicar un comentario