22 dic. 2012

A World Stage 2009/10 - Sergei Polunin

Ballet: arte efímero, entretenimiento culto, clásico, elegante, bello, no es secreto que las luces del escenario cambian muchas cosas, pero cuando éstas se apagan, ¿qué queda? Mucha gente no lo sabe, pero la danza es una profesión difícil y el ballet, en su eterna búsqueda por la perfección, es uno de los estilos más demandantes. Sus grandes expectativas y la disciplina que conlleva, puede ser un arma de doble filo para quién decide dedicar su vida a este arte.

Precisión y placer, sudor y deseo son los elementos cotidianos en la vida del bailarín que lo ponen a prueba tanto físicamente y emocionalmente. La madurez es un tema crucial en la educación de las jóvenes promesas de la danza y resulta extraño que algún bailarín estrella cause mayor polémica por su actitud que por sus buenas extensiones.
Publicar un comentario